El Pulpito

Otra de las cervecerías que dan vida a la zona de Las Flores, frente al Museo Ramón Gaya. Según su letrero El Pulpito es el Ferrari del Pulpo al Horno en Murcia. Lo hacen muy bueno, sin el grosor de otros pulpos que cocinan en otros sitios pero muy rico, es su estilo de hacerlo. Perfecto para tomarlo en la terraza o en una de las ventanas que este local ofrece, de pie, viendo y dejándose ver. También te puedes dejar tentar por las huevas fritas, salazones, matrimonios, caballitos, marineras y otras tapas típicas del tapeo murciano.

Cuando entras a la parte interior, un poco estrecha, en el mostrador puedes ver una exhibición de todo tipo de marisco fresco y unas rodajas de atún de ijada o de ijá impresionantes, estas si las pides vuelta y vuelta y crujientes por fuera están de escándalo.

http://es.foursquare.com/venue/1325757

Cerca del El Pulpito encontramos la Iglesia de Santa Catalina y el Museo Ramón Gaya.

Anuncios

Museo Ramón Gaya

Instalado en una bella mansión de estilo murciano del siglo XIX, la casa Palarea, muestra la obra de uno de los mejores pintores murcianos contemporáneos.

Contiene bocetos, carteles, piezas literarias y colección antológica, tanto de su obra como de otros pintores de su generación (Pedro Flores, Luis Garay, Juan Bonafé y Joaquín), así como de los ingleses que anduvieron por Murcia en los años 20 (Cristóbal Hall, Darsie Japp, Windham Tryon).

Cerca del Museo Ramón Gaya encontramos los siguientes lugares de tapeo:

Taberna Las Mulas

La Taberna de Las Mulas es uno de los locales de tapas más típicos y frecuentados de la ciudad de Murcia. En esta taberna, como en la mayoría de las tascas murcianas, el cerdo es el gran protagonista de la oferta gastronómica, podemos encontrar todos los derivados de este animal (morcillas, blanco, chiquillo, salchichas, lomo, morcón y longanizas) elaborados al estilo tradicional de la huerta y siempre servidos con unos sabrosos panecillos.

En oferta culinaria de La Taberna de Las Mulas también merece atención el jamón cocido y, sobre todo, unas muy recomendables patatas asadas. Todas estas tapas se suelen tomar acompañadas de habas tiernas, una costumbre muy arraigada en esta taberna. La bomba de verduritas y bacon con queso tiene gran aceptación.

Cerca de Las Mulas encontramos la Plaza de las Flores, la Iglesia de Santa Catalina, Museo Ramón Gaya, Mercado de Verónicas y Palacio del Almudí.

http://es.foursquare.com/venue/1968594

Pepico del Tío Ginés

Bodega de antaño con raíces en la Calle de las Mulas. De lo más típico de Murcia, junto a la Plaza de las Flores. Aquí sirven tapas murcianas de siempre, al igual que sus embutidos de la zona como el popular chiquillo, morcón de matanza, blancos, butifarras, tocino curado y derivados del cerdo. También tacos de bonito en salazón con habas tiernas y un tomate partío, con su buen chorro de aceite de oliva. Para hacer barcos.

Pero aquí los clientes se decantan sobre todo por sus surtido de mini bocadillitos con diferentes rellenos; atun y mayonesa, roquefort, anchoas y queso fresco, sobrasada, morcón, chiquillo, chorizo y un largo etc. Buenísimos. También por el Torpedo, que es una tosta con sobrasada casera y un huevo encima.

Cerca del Pepico del Tío Ginés encontramos la Iglesia de Santa Catalina, el Museo Ramón Gaya, el Mercado de Verónicas y el Palacio del Almudí.

http://es.foursquare.com/venue/1366257

El Perela

En la popular Calle de las Mulas, una de las arterias de la Plaza de las Flores, frente al emblemático Pepico del Tío Ginés y Mesón Las Mulas, los tres comparten cartel, en un mano a mano gastronómico. El Perela se divide en dos, por una lado la taberna y por otro el asador, para tapeo sin duda la taberna, dentro en la barra o fuera en la ventana. Tiene diferentes especialidades que Jesús te va poniendo de forma guiada, pero cuidado que al patrón se le va la mano de vez en cuando a la hora de los números…

Son muy populares los Huevos Real Murcia con Pimentón de la tierra, como no podía ser de otro modo, aunque estos sin puntilla, que sería lo suyo. También las alcachofas con anchoa, las setas de temporada, la ensalada Perela, el cochinillo asado y las carnes a la parrilla servidas a tacos con sal gorda; está la deja caer Jesús desde cierta altura y un día se la va a meter a alguien en un ojo.

Cerca de El Perela encontramos la Iglesia de Santa Catalina, el museo Ramón Gaya, el Mercado de Verónicas y el Palacio del Almudí.

http://es.foursquare.com/venue/1430965

Mercado de Verónicas

La zona del Arenal, actualmente conocida como Plano de San Francisco, había sido tradicionalmente el lugar en el que se celebraban reuniones periódicas para efectuar lastransacciones comerciales, especialmente de trigo. Esta costumbre se remonta hasta elsiglo XV, cuando entre el Palacio del Almudí y el Mercado de Verónicas se abría un antiguo paso conocido como la Puerta de la Aduana. En este lugar se cobraban las tasas fiscales o impuestos aplicados sobre todas las mercancías que entraban o salían de la ciudad. Convirtiéndose esta zona en el lugar más propicio para realizar los intercambios comerciales.

Ya en 1899 tenemos noticias de la existencia de una pescadería y pequeña plaza de abastoscon puestos de vendedores, cafetines y tabernas bajo el pórtico columnado del Palacio del Almudí. Con la desaparición del pórtico del Palacio se planteó la necesidad de dotar a esta zona de un edificio destinado a albergar el mercado.

En 1850 el arquitecto Juan José Belmonte diseñó el proyecto en estilo Ecléctico para el nuevo mercado. Este edificio sufrió una reforma en 1864 llevada a cabo por Jerónimo Ros.

principios del siglo XX se demolió el inmueble y se construyó un nuevo mercado. Entre 1912 y 1916, el arquitecto Pedro Cerdán diseñó y edificó la actual Plaza de Abastos. De estilo Modernista sobrio, destacan en su fachada las grandes arcadas laterales alternadas con pilares de ladrillo en tonos rojizos, los grandes ventanales de sus dos puertas de acceso que combinan el ladrillo con la piedra blanca y columnillas adosadas.

La importancia de este mercado y la necesidad de adaptarlo a las nuevas exigencias comerciales propiciaron que se encargara, en 1975 al arquitecto Daniel Carbonell una nueva organización interna del espacio. Fue entonces cuando se construyó una entreplanta a modo de planta superior que permitió la existencia de un mayor número de dependencias y de puestos de venta.

En los años 2001 y 2004 también se llevaron a cabo una serie de reformas en el edificio, con el fin de preservar la estructura general de esta Plaza de Abastos.

En la actualidad, el Mercado de Verónicas es la Plaza de Abastos más popular de toda la ciudad.

Dentro de la Plaza hay pequeños bares donde te cocinan por muy poco dinero el marisco que puedes comprar en los puestos. Es una muy buena manera de comer buen género a precio asequible, más en estos tiempos. Los sábados se hace el “remate final” a partir de las 12.30 del medio día, los pescateros venden lo que les queda de pescado y marisco según regateo. Hasta mitad de precio incluso.

Esta a 300 metros de la Plaza de las Flores, donde hay un buen número de bares y cervecerías de tapas.


Palacio del Almudí

Dirección:
Plano de San Francisco
30004 MURCIA
Tfno.: 968 358 600
Fax: 968 358 716
http://

Estilo: Renacentista

Este edificio está situado en el Plano de San Francisco. Este edificio fue un antiguo depósito de grano y su nombre, Almudí, proviene de la medida de capacidad de áridos equivalentes a seís cahíces.

Las obras de este edificio culminaron en 1440 a cargo de Esteban Fernández, el edificio ha sufrido distintas modificaciones a lo largo de la historia y de los siglos. Se tiene constancia de que fue en el siglo XVII cuando algunas de sus salas se habilitaron para servir de depósito de armas mientras se terminaba el Edificio del Contraste actualmente desaparecido y que se localizaba en la Plaza de Santa Catalina donde actualmente se levanta el Edificio Fénix.

El palacio del Almudí fue también Audiencia Judicial ocupando en la actualidad la función de Archivo de la ciudad.

El Almudí lleva muchos años haciendo las veces de museo improvisado puesto que son numerosas las exposiciones que acoge esta bella obra de arquitectónica en la que sobresalen sus grandiosas columnas toscanas.

En el exterior destaca un relieve de la Matrona de Murcia, obra de Hernando de Torquemada. Es la representación de una mujer, una matrona, que amamanta a un niño que está al lado del suyo propio y que viene a simbolizar y rendir homenaje a la Hospitalidad de la ciudad de Murcia. El pelícano que corona el relieve viene es símbolo de la abundancia.

El Palacio del Almudí está a pocos metros del Mercado de Verónicas y de la PLaza de las Flores, donde encontramos los siguientes locales de tapas y copas:

  • El Fénix: Caballitos y matrimonios.
  • El Pulpito: Atún de Ijá a la plancha y pulpitos al horno.
  • El Secreto:
  • La Tapa: Marineras.
  • El Rhin:
  • El Pasaje:
  • El Perela: Huevos Real Murcia.
  • El Pepico del Tío Ginés: Bocadillitos de Embutido Murciano
  • Las Mulas:
  • Zaher: Pasteles de Carne Especiales con Sesos.
  • 609: Copas.
  • Class: Copas.

Época: 1602-1628