La Taberna

A mi me gustaba más antes, cuando La Taberna era La Taberna, ahora con toda la moda esta de los Foies, los vinos caros y los jamones roll royce la cosa ha cambiado. Allí me comía los mejores jalufos de mi juventud, generosos, con el pan recién tostado. Lo suyo son los montaditos, las sobrasadas y el queso a la plancha, las tablas de quesos… Ahora hay más cosas, más elaboradas. No deja de ser un gran sitio, merece la pena ir aunque solo sea para ver los impresionantes murales de Párraga, pintor murciano ya fallecido.

La Taberna está cerca de la Plaza de Santo Domingo y la Iglesia de la Merced.

http://es.foursquare.com/venue/6213247

Anuncios

Las Jarras

Si te gusta el picante, este es un lugar de parada obligatoria. Las Jarras se popularizó en los 70 por sus famosos reclutas, que es un mini bocadillo de carne, frito y cubierto de una salsa picante que se te saltan las lágrimas. También tienen otras cosas, como los Jamoncitos y las Persianas, más suaves, pero si vas de Viacrucis de Tapas hay que pedir el recluta, eso si, con una buena cerveza fría cerca.

Las Jarras está cerca de la Iglesia de Santa Eulalia.

http://es.foursquare.com/venue/2953991

Iglesia de Santa Eulalia

La iglesia de Santa Eulalia presenta una fachada con frontón curvo partido, muy característica de la arquitectura levantina del siglo XVIII, rematada con perfil mixtilíneo. Tanto el retablo mayor como los del crucero están pintados, mediante ‘arquitecturas fingidas’, por el pintor Pablo Sístori, según la tendencia de finales del siglo XVIII.

Medianera con esta iglesia se levantó la Capilla de San José, que con sucesivas reformas se conserva actualmente. Esta capilla se levantó adosada o incluso apoyada en parte, sobre uno de los cubos de la muralla musulmana, como lo demostraron las excavaciones arqueológicas realizadas en 1964, que pusieron al descubierto un complejo conjunto de construcciones defensivas correspondientes a una de las puertas principales de acceso a la ciudad islámica, así como un cementerio musulmán.

La iglesia de Santa Eulalia, la Capilla de San José y los restos de la muralla musulmana constituyen un núcleo de gran interés enclavado en el conjunto histórico de Murcia. Además en la Plaza de Santa Eulalia podemos contemplar el Monumento a Salzillo. El gusto por erigir monumentos y la iniciativa de la tertulia que se reunía en la farmacia de don Manuel López Gómez, junto con la importancia de la figura de Salzillo, llevan a encargar, en el último año del siglo XIX, al escultor Francisco Sánchez Araciel (1851-1918) este monumento a Salzillo.

En el barrio de Santa Eulalia destacar las fiestas de San Blas y la Candelaria, que se celebran en el mes de febrero.

Titularidad: Diócesis de Cartagena.

Grado de protección: 1-BIC.

Periodo: 1760-1779.

Estilo: Barroco.

Cerca de la Iglesia de Santa Eulalia encontramos los siguientes locales de tapeo:

El Corrental

CORRENTAL

De los últimos reductos más que honrados en la antes conocida como la calle de Las Tascas. En las paredes todavía cuelgan fotos de Marlos Brando y Elvis, entre otras reliquias. La cocina no ha cambiado un ápice desde su creación, allá por los 70. Siguen en su linea, no como otros que han perdido el norte con esto de la cocina en miniatura y jamones 5 j.

Jalufos, montaditos de sobrasada con queso a la plancha, o de lomo. Catalanas riquísimas. Presumen de hacer la Miss de las Hamburguesas, y es que no hay que olvidar que El Corrental está situado en plena zona universitaria, por lo que este producto se demanda bastante. Y además es que está de muerte. La ventana es un sitio privilegiado donde merece la pena tomarse unos vinos y unos montaditos, viéndolas pasar.

El Corrental se encuentra ubicado cerca de la Iglesia de la Merced y de la Plaza de Santo Domingo.

http://es.foursquare.com/venue/18004655

Iglesia de la Merced

Declarado Bien de Interés Cultural.

Dirección:
C/ Santo Cristo, 2
MURCIA
Tfno.: 968 239 431

Estilo: Barroco Murciano

El Templo de la Merced pertenecía a la orden de los mercedarios, que se asientan en Murcia tras la reconquista de la ciudad en 1265. Desde 1560 establecen su convento e iglesia cerca de la Puerta Nueva, actual emplazamiento.

Con la exclaustración en 1835 el Estado lo vendió a la familia Stárico y éstos a su vez en 1871 a Mariano Girada, son los descendientes de éste último quien en los años veinte se lo vendieron a los Maristas quienes finalmente se lo vendieron a la Universidad.

Gran parte del edificio conventual con el claustro central forma parte del conjunto arquitectónico de la Universidad de Murcia, en su Campus La Merced.

Los franciscanos tomaron posesión de los aledaños del convento e iglesia a partir de 1931, y en 1943 construyen la actual residencia conventual.

Uso: Religioso

Horario: Sábados y vísperas de festivo: 20.00 Domingos por la mañana: 9.00/11.00/12.00/13.00 Domingos por la tarde:20.00

Cerca de La Merced encontramos los siguientes lugares de tapas y copas: