Plaza del Cardenal Belluga

La Plaza del Cardenal Belluga está situada en el centro histórico de la ciudad. En ella quedan representados el poder civil y religioso, ya que está presidida por los edificios del Palacio Episcopal, el Ayuntamiento de la ciudad y la Catedral.

De trazado barroco, esta plaza ha sufrido diversas modificaciones a lo largo del tiempo. En 1885 se colocó en esta Plaza una estatua del Cardenal Belluga, pasando entonces a denominarse con el nombre Plaza del Cardenal Belluga, nombre que ha perdurado hasta la actualidad.

En esta plaza se unen el estilo Ecléctico y Modernista de algunas viviendas construidas en la primera mitad del siglo XX, y el estilo Contemporáneo del edificio nuevo del Ayuntamiento.

En la actualidad es una zona peatonal por la que pasan cada día gran cantidad de visitantes, con el fin de poder admirar la impresionante portada barroca de la Catedral.

Cerca de la Plaza del Cardenal Belluga en encontramos los siguientes lugares de tapeo:

Plaza de Santo Domingo

La plaza Santo Domingo es una plaza peatonal, adoquinada, que consta de parterres con plantas ornamentales y palmeras.

También se encuentra decorada con bancos de madera en los laterales, esculturas y rodeada de terrazas de restaurantes.

Lo que más destaca de la Plaza de Santo Domingo es un centenario ficus plantado en 1893; entre sus raíces hay un busto del ingeniero Ricardo Codorniú, el bien llamado Apóstol del Árbol.

A esta plaza desembocan las calles Trapería, Andrés Vaquero, de La Merced, Santa Clara, Serrano Alcázar, Arco de Santo Domingo, Santa Ana, Basabe y Avenida Alfonso X el Sabio.

La Plaza Santo Domingo está enclavada en el centro de un maravilloso entorno monumental. Basta con decir que la rodean la Iglesia de Santo Domingo, construcción barroca del siglo XVIII; El Palacio Almodóvar, edificio del Siglo XVII, de puerta Barroca, unido a la Iglesia por un arco (Hasta 1950, sede del Gobierno Civil); El Banco Central; antiguamente edificio del Banco de Cartagena; Casa Palacio de los Pagán; Casa Cerdá, edificio Modernista (1932) y Colegio Cierva Peñafiel, edificio de estilo Ecléctico.

La Plaza de Santo Domingo está a unos metros del Paseo Alfonso X y del Teatro Romea, donde encontramos los siguientes locales de tapas y copas:

Mercado de Verónicas

La zona del Arenal, actualmente conocida como Plano de San Francisco, había sido tradicionalmente el lugar en el que se celebraban reuniones periódicas para efectuar lastransacciones comerciales, especialmente de trigo. Esta costumbre se remonta hasta elsiglo XV, cuando entre el Palacio del Almudí y el Mercado de Verónicas se abría un antiguo paso conocido como la Puerta de la Aduana. En este lugar se cobraban las tasas fiscales o impuestos aplicados sobre todas las mercancías que entraban o salían de la ciudad. Convirtiéndose esta zona en el lugar más propicio para realizar los intercambios comerciales.

Ya en 1899 tenemos noticias de la existencia de una pescadería y pequeña plaza de abastoscon puestos de vendedores, cafetines y tabernas bajo el pórtico columnado del Palacio del Almudí. Con la desaparición del pórtico del Palacio se planteó la necesidad de dotar a esta zona de un edificio destinado a albergar el mercado.

En 1850 el arquitecto Juan José Belmonte diseñó el proyecto en estilo Ecléctico para el nuevo mercado. Este edificio sufrió una reforma en 1864 llevada a cabo por Jerónimo Ros.

principios del siglo XX se demolió el inmueble y se construyó un nuevo mercado. Entre 1912 y 1916, el arquitecto Pedro Cerdán diseñó y edificó la actual Plaza de Abastos. De estilo Modernista sobrio, destacan en su fachada las grandes arcadas laterales alternadas con pilares de ladrillo en tonos rojizos, los grandes ventanales de sus dos puertas de acceso que combinan el ladrillo con la piedra blanca y columnillas adosadas.

La importancia de este mercado y la necesidad de adaptarlo a las nuevas exigencias comerciales propiciaron que se encargara, en 1975 al arquitecto Daniel Carbonell una nueva organización interna del espacio. Fue entonces cuando se construyó una entreplanta a modo de planta superior que permitió la existencia de un mayor número de dependencias y de puestos de venta.

En los años 2001 y 2004 también se llevaron a cabo una serie de reformas en el edificio, con el fin de preservar la estructura general de esta Plaza de Abastos.

En la actualidad, el Mercado de Verónicas es la Plaza de Abastos más popular de toda la ciudad.

Dentro de la Plaza hay pequeños bares donde te cocinan por muy poco dinero el marisco que puedes comprar en los puestos. Es una muy buena manera de comer buen género a precio asequible, más en estos tiempos. Los sábados se hace el “remate final” a partir de las 12.30 del medio día, los pescateros venden lo que les queda de pescado y marisco según regateo. Hasta mitad de precio incluso.

Esta a 300 metros de la Plaza de las Flores, donde hay un buen número de bares y cervecerías de tapas.


Plaza de las Flores

La Plaza de las Flores está situada en el centro histórico de la ciudad de Murcia. Se trata de un espacio abierto, bordeado por construcciones del siglo XIX, que conecta con las Plazas de Santa Catalina y de San Pedro.

Esta Plaza actúa como un importante centro de relación social, ya que en ella se sitúan puestos de flores, comercios, restaurantes y centros de ocio.

Hasta la primera mitad del siglo XVII existía en esta Plaza un edificio llamado Las Carnicerías, cuyo nombre revela la actividad que en él se realizaba. Hacia 1630 el edificio fue vendido por su propietario y demolido, proyectándose en este lugar la construcción de una Plaza. Ésta fue llamada Plaza Pedro Díaz Cassou, en honor al erudito escritor murciano. En 1968 la zona recibió la denominación de Plaza de las Flores, nombre por el que tradicionalmente había sido conocida por los murcianos.

http://es.foursquare.com/venue/8681145

Cerca de la Plaza de las Flores encontramos los siguientes locales y sus especialidades: